Soy Luz cuando estás a mi lado,
y Tinieblas cuando te vas.
Es entonces cuando la noche se
convierte en piedra.
Y esa pesada carga son las
horas de tu ausencia.
 

 ¡Oh, qué carga tan pesada!
¡Deshazte noche de esas horas,
y deja que el alma libre
entre a solas en ella!
 
¡Conviértete, oh noche, en mi novia,
deja que la oscuridad te envuelva
en los brazos de mi aurora!

 

Soy Luz cuando estás a mi lado,
y Tinieblas cuando te vas.
Es entonces cuando la noche se
convierte en piedra.
Y esa pesada carga son las
horas de tu ausencia.
 

 ¡Oh, qué carga tan pesada!
¡Deshazte noche de esas horas,
y deja que el alma libre
entre a solas en ella!
 
¡Conviértete, oh noche, en mi novia,
deja que la oscuridad te envuelva
en los brazos de mi aurora!